Notificaciones

14 semana de embarazo

Es fabuloso como han pasado 14 semanas de embarazo y tu bebé empieza con sus primeros actos reflejos, como chuparse el dedo. También, en esta semana podrás conocer el sexo de tu bebé.

Mira, mami, puedo chuparme el dedo

El desarrollo del bebé en la decimocuarta semana de gestación.

14 semanas obstétricas de embarazo en el calendario del desarrollo infantil marcan el comienzo del segundo trimestre. El feto ya está bien "establecido" en el útero, firmemente atrincherado en el útero, y cada día mejora su desarrollo. Para calmar a muchas mujeres, el riesgo de aborto en este momento se minimiza.

Tu bebe es tan grande como una manzana

80–113 mm de altura
25 g de peso

En este momento, el feto ya tiene todos los órganos internos vitales que aprenden a funcionar y producen las sustancias necesarias para una vida plena. El desarrollo de un niño en la semana 14 de embarazo se caracteriza por el fortalecimiento de la columna vertebral y los huesos, un aumento en la actividad física. Algunas mujeres heterogéneas con alta sensibilidad en este momento pueden sentir los primeros movimientos de su bebé.

El tamaño del feto a las 14 semanas de embarazo - 13-17 cm, peso - alrededor de 50 gramos.

  • Si lo comparamos con la etapa del embrión, ahora la cara del niño ha cambiado notablemente: los ojos están cerca uno del otro, las orejas han tomado su lugar, se forman los nervios ópticos y los globos oculares, aparecen los cilios y las cejas. El niño comienza a hacer una mueca, expresar sus emociones con la ayuda de un imitador.
  • Un niño en la semana 14 de embarazo oye bien, incluyendo los sonidos del exterior, reacciona a la luz y ya recuerda la voz de su madre.
  • La longitud de los brazos es todavía más larga que la de las piernas, pero aparecen las articulaciones de las extremidades, el cartílago se está haciendo más fuerte y se convierte en huesos.
  • Los pulmones del bebé se desarrollan: aprende a inhalar y exhalar, tragando y liberando el líquido amniótico.
  • La piel está cubierta con un lubricante original que protege contra influencias externas, mientras que la grasa subcutánea no lo está.
  • El corazón funciona a una velocidad de 160-180 latidos por minuto.
  • El sudor y las glándulas salivales comienzan su trabajo, las funciones de la vesícula biliar, se observa peristalsis intestinal.
  • Se forma el sistema urinario, el niño libera orina en el líquido amniótico, que se actualiza constantemente.
  • El sexo es cada vez más evidente: las niñas tienen ovarios y los niños tienen una glándula prostática.

Que le pasa a mamá

La decimocuarta semana de embarazo es el apogeo y la vida plena de muchas mujeres embarazadas. Una mujer puede notar cambios positivos en varias direcciones a la vez. Primero, después de experimentar el primer trimestre, que a menudo se acompaña de toxicosis temprana con vómitos o náuseas, se siente inspirada y tranquila. En segundo lugar, junto con la mejora del estado de ánimo, hay un deseo de moverse, comunicarse, llevar un estilo de vida activo.

Es durante este período que muchas futuras madres vuelven a sus formas habituales: practican deportes, salen a caminar, viajan y se preparan mentalmente para una reunión con su bebé. A veces se pueden sentir debilidad y somnolencia, porque el cuerpo de la mujer trabaja para proporcionar la nutrición necesaria tanto para ella como para el niño. Pero las fuerzas se restauran rápidamente después de un buen descanso.

Durante este período, la aparición de manchas borrosas en los rasgos faciales, un aumento de la nariz y los labios, la aparición de manchas de la edad, mejora la sudoración.

Tales cambios están asociados con el fondo hormonal de las mujeres embarazadas y con un aumento de la hinchazón. Por el mismo motivo, se modifican los pechos de la mujer. Las glándulas mamarias están agrandadas, la preparación para el período posparto está en curso, y su función principal es proporcionar leche materna al bebé.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las mujeres embarazadas no se sienten enfermas en este momento y que su apetito está mejorando notablemente, se debe prestar especial atención para garantizar que el aumento de peso se encuentre dentro del rango normal.

Estómago en la 14ª semana de gestación.

Los signos externos del embarazo todavía no se observan, en la mayoría de las mujeres el útero no es tan grande como para que otras personas lo noten. Un estómago en la semana 14 de embarazo puede manifestarse más claramente en madres para las cuales este no es el primer hijo. Especialmente notable se convierte en un tubérculo en la barriga, si se acuesta boca arriba.

Durante este período, ya puede pasar a artículos de vestuario más espaciosos y no ajustados. Para no pellizcar el útero y no causarle molestias ni a usted ni al niño, es mejor comprar vestidos amplios o pantalones con un inserto especial para el vientre adulto.

En el estómago, puede notar una línea que se extiende desde la zona púbica hasta el ombligo. Esta tira de pigmento característica del embarazo, que desaparecerá después del parto. Puede causar picazón en la parte inferior del abdomen, dice que el útero crece y estira la piel. Existe un gran riesgo de que el cuerpo tenga estrías, las cuales, por desgracia, permanecen con la mujer de por vida. Es necesario tomar medidas preventivas con antelación. Desde las 11 semanas, puede usar geles y cremas especiales para las estrías.

Y lucir como barrigas en la semana 14

El peso de mamá

En el cuerpo de una mujer desde la última ovulación, cuando se produjo la fertilización de la célula femenina por el espermatozoide, se han producido muchos cambios. Un embrión (blastocisto) se ha consolidado en el útero, y desde ese momento comenzó una reestructuración global de todo el sistema hormonal, que afectó la apariencia de la futura madre.

En la semana 14, el aumento de peso no es más de 2-3 kilogramos desde el momento de la concepción. El aumento se debe al crecimiento del útero, el feto y el volumen de líquido amniótico. En algunos casos, cuando una mujer ha experimentado una toxemia grave durante el primer trimestre del embarazo, es posible una pérdida repentina de peso. Por lo tanto, ahora, después de mejorar el apetito y el bienestar, es hora de llenar las libras necesarias.

Sin embargo, no seas demasiado celoso en este asunto. Los médicos dicen que el aumento total para el segundo trimestre (ciclo de 14 a 26 semanas) no debe ser más de 2 kilogramos.

Dolores

Si, en el contexto de un bienestar normal, hubo un dolor repentino, es mejor que la futura madre tenga cuidado y acuda a un ginecólogo lo antes posible. Un médico experimentado podrá, sobre la base de los síntomas, comprender si es necesario un tratamiento urgente. Debido a la falta de información para el diagnóstico, el médico puede ordenar exámenes adicionales.

El dolor a las 14 semanas de gestación puede ocurrir en diferentes lugares:

  • Dolor en la parte baja de la espalda y en la parte inferior del abdomen. Dolor en el dibujo y dolor en esta área a menudo puede parecerse a los sentimientos durante la menstruación. Hablan del tono del útero, con el aumento, la amenaza de aborto involuntario.
  • Dolor en las piernas. Los dolores causan hinchazón y calambres, que afectan a las mujeres embarazadas a partir del segundo trimestre. El médico debe recetar medicamentos que alivien la condición de la mujer y eliminen los sentimientos desagradables.
  • Dolor abdominal. Tales dolores están asociados con problemas en el proceso digestivo, que incluyen estreñimiento, acidez estomacal, flatulencia. Señal de que es necesario revisar la dieta.
  • Dolor en la cabeza. Un problema común entre las mujeres embarazadas es causado por desequilibrios hormonales y caídas de presión.

Asignación

La membrana mucosa de los órganos genitales femeninos durante el embarazo se ve afectada con bastante facilidad por varios tipos de hongos. Por ejemplo, la infección más común entre las mujeres embarazadas es la candidiasis o la candidiasis. Esta es una enfermedad muy desagradable, que se acompaña de picazón, dolor y abundante flujo de queso con un olor fuerte. Si no se trata, las complicaciones y la infección fetal son posibles.

En el segundo trimestre, la futura madre debe vigilar de cerca la naturaleza del flujo vaginal. Deben ser no abundantes, incoloros e inodoros.

Cualquier desviación de la norma - una razón para ir al médico.

Sangrado

El sangrado es un signo incondicional de que existe una amenaza de aborto involuntario.

Para mantener al feto en la semana 14 de embarazo, la futura madre necesita urgentemente llamar a una ambulancia. Los médicos que llegan están obligados a realizar un examen y, si es necesario, a hospitalizar al paciente. Si hay sangre de la vagina, es importante actuar de manera rápida y clara, no debe haber pánico. Debe recordarse que la vida del feto depende de las acciones oportunas de la madre y el equipo médico.

El sangrado en este momento puede ser causado por varias razones:

  • traumatismo en el cuello uterino (acciones descuidadas durante las relaciones sexuales, durante el examen del ginecólogo);
  • patología del útero (presencia de mioma, ganglios fibromatosos);
  • falta de progesterona;
  • aborto perdido

El diagnóstico final solo lo puede hacer un médico después de un examen exhaustivo. Vale la pena decir que en muchos casos, cuando el sangrado se ha abierto, los médicos logran mantener el embarazo.

Frio y temperatura

Si la futura madre contrae un resfriado, la tarea principal es hacer frente a la enfermedad en poco tiempo y al mismo tiempo no dañar al niño. Para resolverlo, es necesario recordar que el autotratamiento está bajo estricta prohibición. No puedes seguir las recomendaciones de mamás y abuelas, amigas y amigas. Durante este período, la última palabra corresponde al ginecólogo y al terapeuta.

Entonces, qué hacer cuando ocurre un resfriado:

  1. Llame al médico en su casa. Incluso si no hay temperatura, es mejor tomar ayuda en casa. En clínicas y hospitales, multitudes de personas de las cuales usted puede contraer otra enfermedad.
  2. Cumplir con el reposo en cama. Lo mejor es acostarse en un área bien ventilada.
  3. Recurrir a los medios de la medicina tradicional. Muy efectivo para resfriados, enjuagando infusiones de nariz y nariz de hierbas (manzanilla, eucalipto, salvia). Usar en el interior sin la recomendación del médico en ningún caso es imposible.

  1. Cuando la temperatura sube por encima de los 38 grados, debe ser derribada. Los médicos generalmente recomiendan antipiréticos, que incluyen paracetomol (la aspirina no puede). Limpiar con agua fría y beber mucha agua también ayuda.

Es importante no olvidarse de la prevención de resfriados. Para evitar la enfermedad, necesita comer alimentos ricos en vitaminas, vestirse para el clima y evitar lugares llenos de gente durante las epidemias.

Recomendaciones para las madres en la semana 14 de embarazo.

Estimadas madres futuras y reales, babyblog.ru, a pesar de que el período peligroso del embarazo ha terminado, la futura madre debe tener cuidado con sus acciones y emociones. La actividad excesiva y el descuido solo pueden dañar al niño, ponerlo en peligro. Según las estadísticas, en el segundo trimestre hay una alta probabilidad de causar lesiones a un niño debido a contusiones, golpes y caídas de la madre. Al cuidar a un niño, no te olvides de ti mismo.

Ahora el niño oye a mamá, sutilmente siente su estado de ánimo y bienestar.

  • Habla con el bebé, rodéate de ti y de sus personas agradables, lugares hermosos. Las emociones positivas seguramente se transferirán de usted al niño.
  • Use ropa cómoda y zapatos con suela estable. Durante este período es importante eliminar completamente el riesgo de caídas y lesiones.
  • Tome un complejo de vitaminas por consejo de un médico. El cuerpo de una mujer embarazada carece de los nutrientes que consume el niño. Es necesario rellenarlos con preparaciones farmacéuticas.
  • No use medicamentos si no están recetados por un médico.
  • Haga ejercicio en casa o inscríbase en un gimnasio. La actividad física solo se beneficiará. Aquellos que son perezosos, se recomienda caminar al aire libre.

Comidas para la futura madre.

Una de las recomendaciones más importantes para las mujeres embarazadas es controlar su dieta. Debe ser frecuente, fraccional y, lo más importante, útil. La futura madre debe seguir una dieta adecuada desde el comienzo del embarazo. Pero si por alguna razón no funcionó, entonces nunca es demasiado tarde para comenzar. 14 semanas de embarazo: un período en el que el cuerpo del bebé necesita una gran cantidad de nutrientes. La mamá debe proporcionarlos a su hijo, comer alimentos saludables, ricos en vitaminas y oligoelementos:

  • calcio (contenido en queso, mantequilla, leche; necesario para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos del niño);
  • grasas (semillas y frutos secos);
  • fósforo y aceite de pescado (pescado y mariscos);
  • Proteínas (huevos, aves y ternera).

Es útil comer frutas y verduras, zumos naturales recién exprimidos, verduras. Es necesario excluir las bebidas carbonatadas, el alcohol, las comidas rápidas del menú diario. Lo mejor es dar preferencia a los platos, al vapor o al horno.

Vitaminas

Incluso una comida saludable no puede proporcionarle al cuerpo de una mujer embarazada las vitaminas esenciales. Y aquí acuden al rescate diversos complejos vitamínicos que se venden en farmacias. Estos medicamentos están diseñados para satisfacer las necesidades de las mujeres embarazadas en una dosis diaria de ciertos nutrientes.

El ginecólogo le recetará un complejo de vitaminas adecuado, que generalmente se bebe durante todo el período del embarazo. Ayudan a hacer frente a problemas como sangrado de encías, calambres, uñas y cabello secos y quebradizos, dolores de cabeza, etc.

Actividad fisica

El segundo trimestre del embarazo es el momento adecuado para comenzar a mantener su estado físico. Una situación interesante en ningún caso no puede ser una contraindicación para las clases de acondicionamiento físico con la única reserva: los ejercicios deben ser de intensidad moderada y la carga debe estar dentro de lo razonable.

Curiosamente, es durante el embarazo que muchas mujeres que llevan un estilo de vida sedentario, de repente se apresuran a las piscinas y las instalaciones de fitness. Todo es explicable: la ligereza y la inspiración inherentes a este período requieren movimiento. ¡Y esto es genial! Además, las mujeres embarazadas tienen una opción:

  • piscina (natación y aerobic acuático);
  • gimnasio (bicicletas estáticas, cintas de correr, aeróbic);
  • clubes de baile (bailes de cualquier orientación, pero sin el riesgo de caídas y lesiones);
  • Centros de yoga (yoga, ejercicios de respiración).

Los que no les gustan los deportes en cualquier forma deben recordar que la ausencia total de movimiento no tendrá el mejor efecto sobre el desarrollo del niño y el bienestar general de la madre. Esto es especialmente notable en las últimas semanas de embarazo. Es necesario hacer al menos caminar.

Vida intima

La vida íntima de la futura madre en las 14 semanas de embarazo no implica una prohibición. Por el contrario, algunas mujeres finalmente tienen un deseo de intimidad con su pareja. Como se mencionó anteriormente, todo esto está relacionado con la mejora de la salud y el estado de ánimo de la futura madre.

Si existe algún riesgo de embarazo, el médico advertirá a la mujer sobre esto y le aconsejará que se abstenga de tener relaciones sexuales. A menudo, la prohibición de la vida íntima se impone debido a un embarazo múltiple o un embarazo problemático.

Estudios y análisis requeridos.

La primera prueba de detección, durante la cual una mujer realiza una prueba triple (la hormona hCG y el estriol, la alfa-fetoproteína), ocurre a las 11-13 semanas. Le permite obtener una imagen completa del estado de salud del niño y la posibilidad de anomalías cromosómicas. En la semana 14, el médico y la futura madre ya conocen los principales parámetros del desarrollo fetal. Si todo está bien, en este momento una mujer tendrá que someterse a procedimientos estándar en una cita con el ginecólogo:

  • medición del peso y la presión arterial;
  • midiendo la altura de la parte inferior del útero, el volumen del abdomen;
  • pruebas de orina y sangre;
  • Escuchando los latidos del corazón del bebé con un estetoscopio.

Según indicaciones especiales, a algunas mujeres embarazadas se les prescribe someterse a un análisis de sangre para detectar hormonas y defectos del desarrollo. Si, como resultado de la primera prueba de detección, se detectó la probabilidad de defectos, el médico prescribe exámenes adicionales. Por ejemplo, placentocentesis - ingesta de líquido amniótico, que permite aclarar el diagnóstico.

Ecografía fetal en la semana 14 de gestación.

El examen de ultrasonido se prescribe estrictamente de acuerdo con las indicaciones. En la foto de la semana 14 de embarazo, el médico puede decir mucho sobre el estado de salud del bebé, sobre el cumplimiento de los parámetros de su desarrollo con la norma. La ecografía a menudo se prescribe a los pacientes con amenaza de aborto espontáneo con un deterioro de la salud general o la apertura de una hemorragia. Este procedimiento ayuda a realizar un diagnóstico con alta precisión.

Imágenes de ultrasonido en la semana 14.

La madre y el padre del niño durante el estudio pueden ver en el monitor una imagen clara de los contornos del feto, para escuchar los latidos de su corazón. Para los padres, mujeres embarazadas y niños esperados, es importante asegurarse de que el embarazo vaya bien y también saber quién nacerá. Para entonces, los genitales del niño ya se han formado, por lo que los médicos pueden llamar a los padres del sexo del bebé.

  • Mide 10 centímetros y pesa 30 gramos aproximadamente. Se parece a un durazno.
  • Sus orejas ya están correctamente ubicadas.
  • Ya puede hacer movimientos con su cabecita.
  • Están formadas todas las estructuras básicas de su cuerpo.
Unete a la comunidad de maternidad más grande de LatinoaméricaO Iniciar sesión con