Cosas que debes explicarle a tus hijos para que no se dejen manipular por los demás.

Hay algunas personas manipuladoras y tóxicas que dejarán que otros hagan lo que quieran a toda costa. Esto también les pasa a los niños. Imitan lo que ven en los adultos y, si ven manipulación, pensarán que es una forma normal de interacción con los demás y harán lo mismo. Pero convertirse en víctima de manipulación es sin duda un problema. Los niños víctimas de manipulación pueden tener problemas de autoestima a corto y largo plazo.

Un niño manipulado hará lo que no quiere hacer, solo porque alguien le dice que la presión social se lo llevará. Cuando esté con otras personas, tendrá un comportamiento que no tiene nada que ver con las personas que conoce. Para evitar que esto suceda y que los niños tengan personalidad propia, por ser aún pequeños, se deben abordar algunos elementos clave:

  • Autoestima
  • Pensamiento crítico
  • Seguridad
  • Auto confianza
  • Buena comunicación

Aquí hay 5 pilares en los que trabajar para que los niños tengan la fuerza suficiente. Asimismo, también se les debe permitir aprender de sus propias experiencias y evitar ser sobreprotectores. Pero el paso más importante es que comprendan por qué también deben establecer límites para los demás.

Aprender a establecer límites

Los niños deben aprender a establecer límites para que puedan aprender a decir «no» cuando sea necesario. Los límites son la línea marcada entre el «yo» y el yo que no es, entre lo que otras personas piensan y lo que uno piensa. Con un límite fuerte, hay una aceptación de que solo porque lo piensen / sientan / lo digan / lo hagan / no significa que usted deba hacerlo usted mismo.

Para enseñar límites a los niños, es necesario explicar qué son los límites. Para ello, se les puede explicar a los niños que mejoren su comprensión de los límites a otros niños manipuladores o personas tóxicas:

“Todos tenemos algo a nuestro alrededor llamado frontera, el límite entre nosotros y los demás. No puedes verlo, pero está ahí. Es como un campo de fuerza invisible y está ahí para protegerse unos a otros, especialmente cuando a veces nos ponen de mal humor o dicen cosas que no nos gustan. Usted es el único responsable de este campo de fuerza a su alrededor. Puede decidir cuándo sube y cuándo baja. Puede decidir qué está permitido y qué debe omitirse. Tú eres el jefe y siempre serás el jefe de tu campo de fuerza.

Pero no olvides que es importante escuchar y aprender de las personas que te recuerdan que tienes que hacer cosas, como tus padres o profesores en la escuela. Sin embargo, a veces puede haber personas que hacen o dicen cosas malas con tanta frecuencia que nunca te sientes cómodo con ellas. Aquí es cuando puedes poner el campo de fuerza frente a ti. De hecho, es una de las cosas más valientes que puedes hacer. Respetar a los demás es importante, pero es aún más importante respetarse a sí mismo primero, y aprovechar su campo de fuerza es una forma de hacerlo.

No puedes controlar a los demás, pero puedes controlar que lo que otros dicen o hacen puede dañarte o afectarte. Todos son responsables de cómo tratan a los demás, los adultos y tú también, pero eres tú quien tiene que hacer lo mejor que puedas. A veces eso significa no escuchar lo que otros dicen sobre ti.

Tienes que ser tu propio héroe y protegerte de que otros te lastimen o de hacer cosas que no te gustan.  Al ser educado y respetuoso, debes decir «no» a las cosas que realmente no quieres hacer. «

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *