El tiempo es el regalo más valioso que le puedes ofrecer a tus hijos. Aunque no te lo pidan directamente, es lo que ellos más ansían de ti.


Bien dicen que el tiempo es oro, por eso la mejor inversión que podemos hacer con nuestros hijos es pasar tiempo con ellos.

Deberíamos darles una crianza sin apuros, disfrutar cada segundo con ellos, y escucharlos sin sentir que el reloj nos persigue. Aunque esto es lo ideal, lamentablemente no es una realidad que se vive en muchas famiias.

A veces solemos ausentarnos en la vida de nuestros hijos, ya sea por tener un dia de trabajo agotador o porque nos hemos separado de nuestras parejas.

En cualquiera de estos casos es tu hijo el que sufre las consecuencias.

Para esos padres que viven en el trabajo

La mayoría de niños solo ven a sus padres al despertar y cuando regresan del trabajo. Aunque actualmente esta acción se ha normalizado, causa una inmensa soledad dentro del corazón de tu pequeñ@.

Creemos que basta con llevar dinero y un plato de comida a la casa. Pensamos que de esta forma ya estamos cumpliendo con nuestro rol de padres, pero es un error.

La etapa de la niñez es la más fugaz de todas. En un abrir y cerrar de ojos tu hijo pasa de ser un niño pequeño en un adulto, y muchos papás nisiquiera han podido disfrutar de la infancia de sus hijos.

Cada momento que no pasas con tu hijo, te vas convirtiendo en solo un recuerdo en su memoria. Podrías creer que esto es una exageración pero es toda la verdad.

Tu hijo conoce más de otras cosas que de ti. Ve la televisión, juega con el celular,, realiza un montón de actividades en las que tu no eres participe.

El vínculo que los unía cuando era bebé va colgando de un hilo que poco a poco se va rompiendo.

Tu niño se vuelve independiente a una edad temprana, lo cuál no es del todo bueno si esto ocurre por la ausencia de sus papás en su vida.

En su mente solo piensa ¿ por qué mi mamá no juega conmigo? ¿ por qué mi papá no me hace caso?. Tu hijo cada vez se siente desplazado, menos importante, en otras palabras: Solo.

Sabemos que trabajar y criar a un un hijo no es fácil, y lamentablemente nunca lo será. Pero, esto no es excusa para perderte la vida de tu hijo.

Siempre hay tiempo para lo que nos importa, por más obstaculos y dificultades que tengamos en la vida.

Reflexiona, si tu hijo es tan importante para ti como dices ¿por qué no pasas más tiempo con él o ella?.

Para ese papá que solo ve a su hijo una vez al mes

Sabemos que en la mayoría de divorcios, siempre hay uno que se queda con el hijo en casa. Desafortunadamente, en la mayoría de casos estos suelen ser los papás.

Cuando una figura paterna esta ausente en la vida de un hijo, esto afecta de muchas maneras su desarrollo y sobretodo su autoestima. Pero claro, eso no lo sabes porque solo lo ves una vez al mes.

Tu hij@ puede reaccionar de dos maneras diferentes. La primera es haciendo notar su tristeza, llorando o diciéndole a su mamá lo mucho que te extraña.

La otra es la más silenciosa, pero la más dolorosa a su vez. Tu hij@ pretende que todo esta bien, que no le afecta el hecho de que no estes en casa.

Pero por dentro, se siente culpable y no sabe por qué. Experimenta un dolor inmenso cuando ve a otros niños jugando con sus papás en el parque, o en las películas.

A pesar de sentir tristeza por dentro, tu hij@ siempre se emociona cuando sabe que llega el día de tu visita. Esta ansioso y feliz al mismo tiempo. Ya te está llamando unas horas antes para confirmar que vendrás. La ilusión de pasar tiempo contigo destroza la realidad de vivir sin un papá aunque sea por tan solo unas horas.

En el mejor de los casos, te presentas en la casa de tu hijo a la hora que habían quedado, le preguntas sobre el colegio y qué tal les va en sus notas. Lo llevas a algún lugar con juegos mecánicos o a comprarle una cajita feliz en Mc Donald’s.

Pero esto no ocurre siempre, a veces ese escenario solo se queda en los sueños de tu hijo. Lo llamas unas horas antes al telefóno o al celular de mamá.

Pides hablar con él y le explicas que no podrás verlo hoy, que no tienes dinero, que te sientes cansado y un montón de excusas que no podemos asegurar que son del todo ciertas.

Tu hij@ está sufriendo de decepciones a muy temprana edad.

Estas cosas no las expresa, y las va guardando en su alma por todos los años que le quedan por vivir. Este sabe que tu eres su padre, pero ya no te ve como un papá.

Mamás, papás , el tiempo es el regalo más valioso que le pueden regalar a sus hijos. Vale más que todos los regalos que su niñ@ les pide para su cumpleaños o navidad. Hagan un tiempo especial para ellos, recuerden que la niñez es la etapa  que definirá muchos aspectos de la vida de sus hijos.