El teléfono celular es lo mismo que cocaína para los niños

Tanto la cocaína como la tecnología, causan el mismo efecto en el cerebro en los niños, llegando a provocar la misma adicción ¿Por qué sucede esto? Expertos lo explican

¿Te has preguntado qué tiempo invierte tu hijo en su smartphone? Puede que sea más de lo que debería y un grupo de expertos ha comparado el impacto que esto tiene en su salud mental con lo mismo que sucede al «darle un gramo de cocaína». Si la afirmación te parece exagerada, la Universidad de Maryland en Estados Unidos ya se encargó de darles la razón en su propio estudio, explicando el fenómeno con un firme argumento: en el tiempo que los pequeños dedican a navegar en redes sociales, consumen toda clase de contenidos sin supervisión y lo que esto causa a nivel psicológico es, palabras más palabras menos, devastador.

El uso de la tecnología y las adicciones

Aunque comparar el consumo de sustancia con el uso de la tecnología puede parecer extremista, la verdad es que no lo es. Ambas acciones tienen el mismo efecto en el cuerpo de los niños. Por ejemplo, en el caso de la cocaína, se busca generar un estímulo agradable en quien la consume, allí reside el riesgo de adicción. Con lo placentera que resulta, el consumidor recibe en cuestión de segundos una rápida descarga de energía y placer. 

La amarga comparativa viene a razón de que, tanto la cocaína como el uso de la tecnología, tienen un efecto en el cerebro que provoca la producción de dopamina, una hormona relacionada directamente con la sensación de felicidad. Entonces, al igual que en un adicto a sustancias, se hace difícil para un niño dejar un hábito que en realidad lo hace sentir tan bien y tan fácil.

La especialista en clínicas de rehabilitación Harley Street, Mandy Saligari, corrobora esta información y asegura que, efectivamente, entregarle a tu hijo un teléfono inteligente es lo mismo que “darle un gramo de cocaína”. A esto agrega que el tiempo frente a la pantalla suele ser desestimado por los adultos o representantes como un potencial medio para empujar a la adicción en los más jóvenes.

Efectos de un problema global

La adicción a los teléfonos inteligentes es tan palpable que incluso YouTube ha asegurado que los niños menores de 10 años son su público más fiel, es decir, el que más tiempo se queda enganchado con los videos. Y los efectos de esta tendencia en esta audiencia genera alarma y preocupación.

Según Saligari, este tipo de usuarios con adicción pueden presentar diversos síntomas a niveles psicológicos como la depresión, la ansiedad, trastornos de sueño y sentimientos de inseguridad, así como otros a nivel corporal como el dolor de cuello y muñeca.

De igual forma, la especialista indica que la dependencia que provocan los teléfonos inteligentes, tienen el poder de afectar las experiencias de la vida real, disminuyendo su participación deportiva y el desarrollo de habilidades sociales. Por lo que advierten que entregar estos dispositivos sin ningún propósito productivo, puede estar afectando el desarrollo mental del menor.

Hablemos de esto, tu hijo ¿cuántas horas dedicas a su teléfono?

desarrollo de tu bebe

¡Sigue el desarrollo de tu bebé!

Recibe emails semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Calificación
( Sin calificaciones aún )
Sobre el autor de este artículo

Ser Madre Blog

Y tú ¿Qué opinas?

Escoge un avatar
madre padre

Comentarios (0)