Nadie se puede resistir en darle un beso a bebé. Sus mejillas regordetas, sus manitos y su pequeño tamaño nos causan una ternura incontrolable.


Aunque un beso a simple vista sea algo inofensivo, la verdad es estos son la vía de transmisión de virus mas común en niños.

El Virus Sincial Respiratorio o VSR es uno de los tantos virus que se contagian a través de los besos. Suele hacer su aparición en los inicios de otoño y se prolonga hasta la primavera.

Sus síntomas pueden ser confundidos con un resfriado normal ya que son muy similiares. Sin embargo, en los niños es un caso más grave, en especial en bebés menores de un año o prematuros.

Lo que hace este virus es producir infecciones en las vías respiratorios y pulmones de los bebés. Si el Virus Sincial Respiratorio llega a su etapa avanzada puede derivar en  problemas mas serios como neumonía o bronquiolitis.

El VSR vive durante cinco horas y  puede estar presente en cualquier parte. Los lugares más comunes son en los pomos de las puertas, juguetes o en ambientes con muchas personas.

¿Cómo detectar el VSR en tu bebé?

Es probable que tu hijo haya contraido el Virus Sinicial Respiratorio si:

  • Tose frecuentemente
  • Padece de fiebre
  • Se encuentra irritable todo el tiempo
  • Segrega líquidos por la nariz
  • Estornuda incansablemente
  • Tiene difucultades para respirar

¿Cómo curar el VSR en bebés?

No existe un tratamiento que cure especificiamente el Virus Sinicial Respiratorio, sin embargo puedes ayudar a tu bebé a mejorar haciendo lo siguiente:

  • Ofreciendole líquidos claros
  • Asegurandote que duerma lo suficiente
  • Utilizando una pera de goma aspirador nasal para retirar las secreciones de la nariz.
  • Usar un humidificador de aire para eliminar la humedad del ambiente.

Si tu bebé presenta fiebres muy altas deberás llevarlo con el médico pediatra lo antes posible. El decidirá si es conveniente darle Paracetamol.

¿En qué caso debo acudir con un especialista?

Si tu bebé presenta los siguientes síntomas, no dudes en llevarlo al médico:

  • Deshidratación
  • Fiebre alta
  • Uñas azuladas
  • Secreción nasal espesa
  • Tos fuerte y con secreciones verdes o grises
  • Pérdida de apetito

¿Cómo evitarlo?

Para evitar que nuestro bebé se contagie del virus Sinicial Respiratorio tendremos que limitar el número de besos que le den nuestros familiares, amigos e incluso nosotros mismos. Aunque lo más recomendado será eliminar los besos en las épocas de frío y sobretodo si son recién nacidos.

Por otro lado, también debemos mantenerlo alejado de personas enfermas y lavarnos las manos cada vez que vayamos a cargarlo o tocarlo.