“Si su hijo anda de ocioso”: Pollería ofrece curso de verano para enseñar a cocinar a niños

Los instrumentos corren por cuenta de la pollera, pero eso no es todo, también ofrecen terapia psicológica para fortalecer su autoestima y que “el bullying en el colegio no le afecte”.

¿Tu hijo invierte su tiempo libre en videojuegos o redes sociales? Una pollería mexicana tiene la solución: un curso de verano para que “niños osocios” aprendan a cocinar. 

Se trata de la “Pollería Tere” que les enseña a los chicos el valor del trabajo a través de sus cursos de verano para aprender “el noble oficio de la pollería”, como se lee en el anuncio que se ha hecho viral en las redes sociales; lo que le quita la preocupación a los padres de que sus hijos vaguen todo el día o que simplemente no puedan entretenerlos por estar trabajando.

“Curso de verano en Pollería Tere. Si no quiere que su hijo ande de ocioso estas vacaciones, ¡Mándelo con nosotros!”, se pudo leer en un anuncio publicado en Facebook. 

¿Qué dicen los papis?

Dada la descripción jocosa en varias de sus publicaciones, es posible que algunos internautas consideren que se trate de algún tipo de broma o fake news, mientras que algunos padres no ven descabellada esta idea.

“Pues no estaría mal, que en vez de que estén atontados en el teléfono aprendan algo que los beneficien”; “Parece chiste, pero si hace falta que no pierdan piso, y de alguna manera aprender valores”; “¡Oye qué bien! Ojalá sea cierto, muy buena idea”; “Informes para mi pequeño zángano que está de vacaciones”, son algunos de los comentarios. 

Broma o no, parece que esta idea está destinada a florecer. 

En pro de la disciplina y responsabilidad

Puede que los chicos no escojan el “noble oficio de la pollería” como una carrera a largo plazo, no obstante, es posible que sean mucho más responsables y disciplinados con la tarea del hogar, especialmente cuando se trata de preparar la cena o el almuerzo. 

Según la publicación, los pupilos interesados aprenderán el corte básico, el despellejado, la técnica del marinado, el corte de la pechuga mariposa, entre muchas otras técnicas que quizás desconozcas.

Además, el curso apela por la cortesía y buen trato hacia la clientela con frases predeterminadas como: “¿Qué va llevar jefa?” “Gracias güero” “¿Cómo le hago su pollo patrona?” “¿Lo quiere entero o en piezas güerita?” “¿Así, o más aplanado?”.

Por otra parte, los instructores también les enseñan a los estudiantes cómo lidiar con situaciones precarias imprevistas, como por ejemplo, cuando se corta un dedo en plena jornada y que “el cliente no se dé cuenta que estás llorando en silencio”.

Una ventaja de este curso es que los instrumentos corren por cuenta de la pollera, pero eso no es todo, ya que ofrecen terapia psicológica para fortalecer su autoestima y que “el bullying en el colegio no le afecte”.

desarrollo de tu bebe

¡Sigue el desarrollo de tu bebé!

Recibe emails semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Calificación
( Sin calificaciones aún )
Sobre el autor de este artículo

Ser Madre Blog

Y tú ¿Qué opinas?

Escoge un avatar
madre padre

Comentarios (0)