Atención padres, sus niños no son malcriados, maleducados ni mucho menos te quieren hacer pasar vergüenza por no saludar de beso a ese familiar o amigo que nunca ha visto en su vida.


Sabemos que en Latinoamérica saludar con un beso es una conducta social de los más normal en nuestro entorno. Pero eso no significa que debamos imponerlo en nuestros pequeñ@s.

Quizá estas frases te suenen conocidas: ‘’Ven, dale un beso a tu tío’’, ‘’ saluda a tu tía no no seas malcriado’’ , ‘’oye, deberías enseñarle a tu hijo a saludar’’ .

Y es que cuántas veces nos preocupamos por quedar bien ante los demás y no pensamos en nuestros propios hijos.  

Muchas veces pensamos que forzar a nuestros hijos a saludar es una buena manera de enseñarles a ser educados y respetar a los demás.

Pero los niños son seres muy transparentes en lo que dicen y sienten. Es por eso cuando no quieren saludar con un beso o un abrazo no es porque sean irrespetuosos.

Puede que se de el caso de que tu pequeño sea muy tímido y le da miedo acercarse a una persona desconocida. Presionarlo  a saludar solo aumenta su miedo a relacionarse con la gente.

O tal vez no quiere besar a ese familiar lejano que solo lo vio de bebé o a tu amiga de años simplemente porque es una persona totalmente desconocida.

Sea cual sea el motivo por el cual tu hijo se niegue a saludar con un beso, nunca debes obligar a tus niños a saludar de beso y aquí te contamos la razón.

¿Por qué no debemos obligar a nuestros hijos a dar besos?

Cuando obligamos a nuestros hijos a besar a la fuerza , estamos mandándoles un mensaje muy preocupante: ‘’Tú no decides sobre tu cuerpo’’.

Probablemente esta no sea nuestra intención, pero esto se queda instalado en la mente de nuestro niño y puede prevalecer por largo tiempo.

Tu hijo podría pensar que está obligado a hacer todo lo que le diga  un adulto e incluso a darle una muestra de afecto con la cual se siente incómodo.

El consentimiento, lo más importante

El afecto no debe imponerse ante un niño de ninguna forma, ni siquiera con un ‘’acto inocente’’ como dar un beso al saludar.

El consentimiento es algo que debemos enseñarle a nuestros niños desde temprana edad. Tenemos la responsabilidad de hacerles saber que nadie puede tocar su cuerpo ni darle besos sin que lo permita.

Si tu hijo quiere saludar de beso él lo hará de manera espontánea sin necesidad de que tú se lo digas u obligues. 

Más bien debemos enseñarles a nuestros niños a poner límites en cuanto a su cuerpo . Si no les enseñamos a negar el contacto físico desde que son pequeños, tu hijo creerá que demostrarle cariño a extraños significa ser educado.Lo cuál puede hacerle quedarse callado ante una situación de abuso infantil.

Los abrazos y los besos son una expresión de cariño que solo hacemos con las personas que queremos, si esto es así para nosotros, ¿por qué obligar a nuestros hijos a demostrar afecto por cualquier persona?. Ya dejemos de obligar a los niños a saludar con un beso en la mejilla. Ellos no son de nuestra propiedad.