Los retos o desafíos en Internet ya sea a través de Youtube o redes sociales se han convertido en pan de cada día y no podemos librarnos de ellos.


Algunos de ellos son inofensivos e incluso ayudan a mejorar el planeta como el #TrashTagChallenge, el más reciente reto viral que fomenta la limpieza en las playas.!

Pero otros, lejos de ser entretenidos y beneficiosos, han causado tragedias y se encuentran en la mira de muchos papás.

Al parecer los retos suicidas o que evocan la autolesión se están convirtiendo en una especie de pandemia virtual.

Estamos hablando del ‘Reto de Momo’ o ‘Momo Challenge’, el desafío viral que nació en 2018 y utiliza una aterradora figura para hacerse pasar por una entidad demoníaca.

Lamentablemente este retorcido desafío suicida ha cobrado su primera víctima mortal : Un pequeño niño de 11 años.

El peligro de los retos virales en Internet

El pasado 12 de Marzo una pareja de padres de origen peruano vivieron en carne propia el horror más grande que se puede experimentar: La muerte de un hijo.

Los padres del pequeño descubrieron que su pequeño se había suicidado al interior de su habitación en la ciudad de North Miami Beach en Estados Unidos.

Ellos afirmaron que en ocasiones habían escuchado a su hijo hablar de este perverso personaje.

Indicaron que el comportamiento de su hijo comenzó a variar drásticamente debido a este juego diabólico que se desenvuelve principalmente en Whatsapp y Youtube.

‘’Lo que está pasando es real, no es un juego, es demoníaco. Nunca dejen a sus hijos solos, por más que estén trabajando, no dejen a sus hijos en sus cuartos solos» alertó el padre del pequeño en una entrevista para Telemundo51.

Los padres deben informarse sobre las tendencias virtuales

Pongamoslo de esta manera, el Internet es como la vida real y está lleno de personas buenas como también de gente que busca hacer daño a los demás.

Muchas veces los padres ignoramos la existencia de estos retos o simplemente pensamos que es una tontería y nuestros hijos no serían capaces de hacer algo así, ¿pero cómo estamos seguros?

Ver este tipo de tragedias nos hace pensar una cosa : ¿Cómo es posible que un niño atente contra su vida solo porque un vídeo o mensaje le ordena que lo haga?

¿Por qué los niños siguen estos retos?

La respuesta es muy simple: Los niños son susceptibles a todo lo que ven en el mundo online.

El Momo Challenge está en todas partes, pero principalmente en plataformas de vídeo como Youtube y en apps de mensajería como Whatsapp.

Estos retos suicidas  funcionan en los niños debido al miedo que imparten en ellos.

Y no es ninguna sorpresa. Si una imagen ‘’aterradora y  aparentemente demoníaca’ es el protagonista de dicho reto, los niños le tendrán terror.

La mayoría de estos retos que involucran el suicidio y la autolesión evocan a un tipo de chantaje emocional que mayormente se da en forma de amenazas.

En el caso de Momo, que si no le haces caso a lo que diga se aparecerá en la noche y acabará con tu vida ( o la de tu familia).

Ahora si a ti que eres adulto te incomoda y te perturba estas situaciones, imagínate lo que puede pasar en la mente de tu niño.

¿Cómo evitar los peligros de los retos suicidas?

Creo que todos coincidimos en que la supervisión parental es la mejor forma de prevenir estos casos.

Debemos estar pendientes de los contenidos que ven nuestros hijos en Internet y entender el ‘’lenguaje virtual’’ con el que ellos se comunican.

Por eso debemos estar en constante actualización sobre todo lo que son retos, tendencias, desafíos y contenidos de moda que se propagan por el mundo virtual.

La comunicación es la mejor aliada ante estos casos:

Siempre se ha dicho que la comunicación es la clave en la crianza de los hijos, sobretodo cuando se trata de su seguridad en el mundo online.  Es por eso que a continuación te comentaremos una serie de pasos a seguir :

  • No pretendamos que nuestros niños vivan en una burbuja. Les podemos quitar el teléfono y la tablet pero esto no los protege de lo que puedan oír en el colegio o con sus amigos.
  • Lo mejor es que le hablemos directamente y les enseñemos lo peligroso que puede ser participar en estos retos que atentan contra la vida.
  • Que nada de lo que ven en Internet es cierto al 100% y que es imposible que un demonio se aparezca en la noche si no hace caso a sus amenazas.
  • Si es posible, investigar sobre el tema y descubrir la raíz del reto para explicarle a tu hijo porqué no debe seguir indicaciones de ningún tipo de juego.
  • Si tienes un niño pequeño en casa que usa smartphones o tablets, configura sus aplicaciones para que no vea nada indebido.
  • Existen muchos programas de control parental como navegadores para niños y en cuestión de vídeo Youtube Kids es la mejor alternativa pues esta te permite configurar  la aplicación para crear un espacio seguro en contenido audiovisual.
  • Si notamos que nuestro niño está asustado, se encierra en su habitación o ha cambiado su comportamiento radicalmente debemos llevarlo a un psicólogo para poder descubrir el origen de cualquier problema.

Casos como estos nos ponen en alerta ante el latente peligro al que están expuestos nuestros niños en Internet. Lamentamos los hechos ocurridos e invitamos a los padres a que revisen constantemente lo que miran sus hijos en Youtube o redes sociales.