¿Cuál es el mejor termómetro para un bebé?

Siempre debemos prevenir, por ello medir la temperatura de nuestro hijo o hija es esencial, tener el mejor termómetro para un bebé, nos facilitará la tarea de medir la temperatura. Hay que tener en cuenta que un bebé es muy delicado, ya que sus órganos están en desarrollo, por ello hay que cuidarlo con todo el amor posible y con todos los conocimientos, sobre todo de los especialistas.

¿Qué tipos de termómetros hay en el mercado?

En el mercado para termómetros para bebés, dominan los digitales, que son una buena opción para medir con mucha exactitud la temperatura de nuestro menor hijo o hija. Lo podemos encontrar en distintos tamaños, modelos y para medir la temperatura en distintas partes del cuerpo del bebé.

¿Qué termómetro es recomendable para un bebé?

Lo mejor es usar los digitales, porque disminuyen el margen de error al momento de medir la temperatura. A su vez son un buen reemplazo de los termómetros con mercurio, debido a que desde el 2014 la Organización Mundial de la Salud, recomendó evitar el uso de termómetros con mercurio, porque daña al feto y al niño al utilizarlo.

Por este motivo se recomienda los termómetros digitales que son muy prácticos de usar y pueden dar un resultado mucho más exacto.

En las siguientes líneas describiremos los tipos de termómetros para después evaluar cuán es el mejor para un bebé.

Termómetro rectal:

Este termómetro, se introduce en el recto de nuestro bebé, puede llegar a ser un poco perturbador, pero la medición de la temperatura es muy exacta. La desventaja es que el bebé puede quedar dañado si es que al momento que está introducido el termómetro, el pequeño hace un movimiento brusco que puede dañarlo.

Por ello se recomienda que antes de usar el termómetro el bebé esté calmado.

Sabremos que la temperatura esta medida porque generalmente los termómetros tienen un sistema de alerta que avisa en qué momento retirarlo. En unos puede ser un sonido y en otros una luza parpadeante.  

Termómetro timpánico:

Se usa introduciendo el termómetro en el orificio de la oreja del bebé, en ese lugar se debe quedar al menos 15 minutos, lleva un mayor tiempo que en otros lugares del cuerpo.

Puede ser que en este lugar cause algún tipo de cosquilleo, por ello es importante la delicadeza con la que se coloque el termómetro al bebé.

Termómetro axilar:

En este caso no se introduce el termómetro, por lo tanto no es invasivo, entonces podemos incomodar menos a nuestro hijo o hija, lo importante será que el brazo del menor este bien pegado a su cuerpito para evitar que el termómetro se caiga o que se descoloque, esto podría darnos un resultado engañoso.

Se debe tapar toda la punta por donde se va a medir la temperatura con el cuerpo del bebé, para esto y además que no se mueva tenemos que presionar delicadamente el brazo con su tórax, esto durante todo el tiempo necesario para conseguir un resultado exacto.

Por lo general el termómetro nos avisa cuando la temperatura está tomada, pero puede tardar entre 3 y 5 minutos.

Termómetro oral:

También se le dice termómetro de chupón, es poco recomendado por los especialistas, pero las madres cada vez lo compran más, en este caso se debe presionar un botón para comenzar a medir la temperatura, a los 10 minutos tendrás el resultado.

Termómetro de arteria temporal:

Para este método se requiere de precisión, ya que el método para obtener un resultado es colocar el termómetro en el medio de la frente y desplazarlo sin despegarlo de la piel hasta llegar al extremo de la oreja. Es necesario hacerlos 2 veces para asegurarnos de que el resultado sea el correcto.

Entonces: ¿Cuál es el mejor termómetro para bebés?

El mejor termómetro siempre será el que más se acomode a la madre y al bebé. hay diferentes preferencias, sin embargo, los termómetros de recto, que es la medición tradicional, puede correr el riesgo que al movimiento del bebé lo dañe.

En el caso de los termómetros orales, no son los más recomendados por los especialistas porque el bebé se puede atorar, aunque ahora estos vienen en presentaciones como chupones y son digitales.

En el caso de los termómetros axilares, son los que más se compran y los más recomendados para la madre, también tiene un uso tradicional y hasta hoy sigue siendo el preferido de las madres, debido a que no es invasivo y porque también viene en su versión digital.

Recomendaciones:

Va a depender de la pericia del uso, el mejor termómetro para tu bebé. Pero cualquiera sea el termómetro que escojas siempre debes desinfectarlo antes de usar, también guardarlo en una bolsa de plástico limpia, separado de los demás objetos y mantenerlo de lugares que pueden ser focos infecciosos.

desarrollo de tu bebe

¡Sigue el desarrollo de tu bebé!

Recibe emails semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Calificación
( Sin calificaciones aún )
Sobre el autor de este artículo

Creadora de contenidos en sermadre.com

Ser Madre Blog

Y tú ¿Qué opinas?

Escoge un avatar
madre padre

Comentarios (0)