La historia de una niña de 11 años que salvó su vida de un posible secuestro

Por más que una madre o un padre hagan de todo por la seguridad de sus hijos, nada está asegurado. Y es que vivimos en un mundo en donde uno no se debe descuidar ni un segundo, en especial cuando se está con los suyos.

Fuente: Adalid

La siguiente historia es de la vida real, y muestra cómo una niña de 11 años pudo salvar su vida de un secuestrador, gracias a una sencilla técnica que podría significar la diferencia entre todo y nada.

 

PUEDEN VER: Niñera revela el motivo por el cual los padres siempre deben entregar a sus hijos, despiertos

 

La historia

Una niña de 11 años, residente de Arizona, Estados Unidos, evitó ser secuestrada gracias a una original y eficiente técnica que su madre le enseñó y que debería ser puesta en práctica por todas para evitar este terrible mal que está presente en todos lados.

 

Esta pequeña, cuyo nombre se mantiene en reserva, caminaba junto a una amiga por un parque en San Tan Valley, al sur de la ciudad de Phoenix (Arizona), cuando una camioneta blanca se acercó a ellas.

Fuente: Power1061

Eran las 3:45 pm cuando del vehículo bajó un hombre que se le acercó y le dijo que subiera al auto porque su hermano había tenido un grave accidente, sin embargo, su rápido actuar evitó un suceso que podía haber sido trágico.

 

La técnica

En lugar de subirse al auto, la niña primero le pidió al hombre la «palabra clave» que sus padres le enseñaron, la cual les sirve para identificarse entre ellos en una situación de emergencia y, en este caso, alertar sobre un posible secuestro. Ante esto, el hombre, que no sabía la respuesta, huyó del lugar aceleradamente.

 

Tras lo sucedido, la niña regresó a casa y le contó lo sucedido a su madre, quien inmediatamente llamó a las autoridades, que rápidamente pusieron en marcha un plan de busca y captura.

Fuente: ElComercio

Palabra clave

Esta frase o palabra clave le salvó la vida a esta niña. Y ciertamente es una técnica que deberían de aplicar con su hijos, para evitar futuras tragedias por las que nadie debería de estar pasando.

Esta clave debe ser una palabra fácil de recordar, que sea del entorno familiar sin que sea obvia (por ejemplo, que no sea el nombre de la mascota del hogar), y debe ser cambiada cada vez que sea usada. También puede ser usada para llamadas telefónicas.

Fuente: MDC

 


Otras formas de precaución

Otra manera de evitar poner la integridad de nuestros hijos en apuros, es no poniendo el nombre de los niños en su ropa o mochilas en lugares visibles, ya que los menores suelen confiar en adultos que conocen sus nombres.

 

A su vez, se recomienda no colocar datos de ellos en las redes sociales, ya que esas plataformas son un historial de nuestros hijos, que puede caer en las peores manos con las peores intenciones. También es bueno tomarles fotografías cada seis meses, dado que lo primero que la policía le va a pedir a los padres es una foto reciente del menor en caso de desaparición.

 

La seguridad de nuestros hijos debe ser lo primero y es bueno que conozcamos este tipo de técnicas que ayudarán a prevenir cierto tipo de secuestros de los que nadie está a salvo. Ante ello, es recomendable mantenerse serenos y atentos para prevenir antes que lamentar. Sin duda, en nuestro mundo, ellos son primero. 

Fuente: DiscoverParramatta

 

A continuación conozcan la historia de una madre cuya vida corría peligro y que fue salvada gracias a la heroica acción de su hija.

 

desarrollo de tu bebe

¡Sigue el desarrollo de tu bebé!

Recibe emails semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Calificación
( Sin calificaciones aún )
Sobre el autor de este artículo

Creadora de contenidos en sermadre.com

Ser Madre Blog

Y tú ¿Qué opinas?

Escoge un avatar
madre padre

Comentarios (0)