El ahogamiento en bebés  es una de situaciones más aterradoras que ningún padre quiere vivir.  Por más de que vigilemos las cosas que se llevan a la boca nuestros hijos, estos se pueden atragantar mientras estan comiendo, tomando  su leche o algún líquido e incluso con algún juguete pequeño.


Aunque la asfixia en bebés  es una de las emergencias pediátricas más comunes, muchos padres no tienen idea de como practicar primeros auxilios en bebés.

Como papás estamos en la obligación de tener conocimiento sobre primeros auxilios. Nunca sabemos en qué momento nuestro hijo podría sufrir un atragantamiento.

En este tipo de escenarios, el tiempo es crucial y cada segundo que dejas pasar puede comprometer la vida de tu hijo.

Debemos actuar con inmediatez y no desesperar en el intento de salvar a nuestro niño de alguna obstrucción en sus vías respiratorias.

Es este artículo te contaremos las señales que indican que tu hijo se está ahogando y cómo actuar en este tipo de emergencias.

Síntomas de ahogamiento en bebés

Es posible que estos síntomas pasen desapercibidos, sobretodo porque los bebés aún no pueden comunicarse.

Sin embargo, estos son los señales que indican un atragantamiento en niños:

  • Coloración azul en la piel
  • Incapacidad para llorar
  • Hace chillidos o sonidos agudos al inhalar
  • Pérdida de conocimiento
  • Tos débil

Recuerda que si tu bebé esta tosiendo y llorando fuertemente, no debes aplicar ninguna maniobra de primeros auxilios. La tos y el llanto ayuda a expulsar el objeto que esta bloqueando sus vías respiratorias.

¿Cómo actuar si mi bebé se está ahogando?

Si tu bebé tiene menos de un año deberás realizar la siguiente maniobra de primeros auxilios:

  • Acuesta a tu bebé boca abajo, usa tu antebrazo en caso de estar de pie o tu regazo si estas sentado(a).
  • Realiza cinco golpes con el borde de la mano en los omoplatos de tu bebé. Utiliza la fuerza adecuada para hacerlo.

Si tu bebé no expulsa el objeto después de esta maniobra de primeros auxilios  realiza lo siguiente:

  • Voltea a tu bebé boca arriba
  • Ejerce presión sobre el centro del tórax con la punta de tus dedos
  • Aprieta de manera vertical, estas compresiones deben realizarse cinco veces.
  • Verifica que el objeto haya sido expulsado por tu bebé
  • De no haber desalojado el objeto, continúa realizando las compresiones.

Si tu hijo sigue ahogandose despues de haber realizado los pasos anteriores. Aplica la maniobra de Heimwich. Ten en cuenta el tamaño de tu bebé.

Maniobra de Heimwich

  • Rodea por detrás a tu bebé con tus brazos.
  • Cierra tu mano en forma de puño y colocalo en la zona media ( entre el ombligo y el esternón)
  • Agarra con tu mano libre el puño y empuja rápidamente de adentro hacia arriba.
  • Realiza esta maniobra hasta que el bebé expulse el objeto de su garganta

Respiración boca a boca:

Si tu hijo ha dejado de respirar, tendrás que realizarle RCP en bebés o reanimación pulmonar. Aprende cómo hacerlo aqui:

  • Pon a tu bebé en una superficie estable, empuja su cabeza hacia atrás para que las vías respiratorias se aperturen.
  • Coloca tu boca sobre la boca y la nariz de tu bebé. De no poder cubrir la nariz de tu bebé con tu boca, utiliza tus dedos.
  • Introduce el aire a través de su boca y verifica que su pecho se eleve.
  • Si el pecho de tu bebé no se levanta, vuelve a realizar la Maniobra de Heimwich. Alterna la respiración boca a boca con las compresiones hasta que vuelva a respirar.

IMPORTANTE:

  • Llama al hospital de emergencias más cercano y realiza las técnicas de primeros auxilios mientras esperas. El tiempo es valioso.
  • Si tu bebé no reacciona después de haber aplicado todas las técnicas de primeros auxilios mencionadas anteriormente llama a urgencias lo más antes posible.
  • No realices las compresiones cardíacas si ves que tu hijo está respirando,tosiendo o moviendose. Esto puede causar un paro cardíaco infantil.