El sobrepeso en los niños está mayormente relacionado a una dieta y/o hábitos alimenticios que no son sanos, sumado a la falta de actividad o ejercicio que uno debería tener. Junto a ello también existen factores genéticos y, recientemente, un estudio ha determinado otra posible causa que está relacionada con el estrés en la madre.


Fuente: MyKidsTime

Como se sabe, el estrés es un conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física ante determinados estímulos, los cuales pueden desarrollar una gran cantidad de males físicos en la persona. Y al parecer las cosas podrían ir más allá.

 

PUEDEN VER: El porqué debes guardar los dientes de leche de tus hijos

 

Estrés y sobrepeso

Según un estudio llevado a cabo por investigadores del Berliner Institut Für Gesundheitsforschung de Alemania, el estrés de la madre durante el primer año de vida del hijo, aumenta el riesgo de sobrepeso en el menor.

Fuente: BC

Para ello, el equipo liderado por Irina Lehmann y Saskia Trump estuvo investigando desde principios de 2018, los datos de 498 madres con sus hijos. Ahí los investigadores evaluaron la angustia percibida de las madres durante el embarazo y los primeros dos años de vida de los niños, mediante cuestionarios que incluían temas de preocupación, ansiedad, tensión, satisfacción y lo que implica atender las necesidades diarias de sus hijos.

 

Resultados

Los resultados de dicho estudio han determinado que las madres estresadas tenían más probabilidades de tener hijos con sobrepeso que las madres relajadas, especialmente en el caso de las niñas. “El primer año de vida parece ser un período sensible y una marca en la tendencia a tener sobrepeso. Durante este tiempo, se debe prestar especial atención al bienestar de la madre”, señalan los expertos.

 

El estrés del día a día puede ser algo realmente muy difícil con lo que tenemos que lidiar. El tráfico, el ruido, el trabajo, la familia; todos, de alguna manera, aportan un poco a este mal y es por ello que es muy importante buscar algún tipo de ayuda o desfogue para que esa “olla de presión” no explote y la podamos manejar. Acuérdense que pedir ayuda no es sinónimo de rendirse, es muestra de que una está dispuesta a seguir luchando.

Fuente: BluntMoms

 

Conozcan a continuación todo sobre otro estudio llevado a cabo y que determina si es el esposo o los hijos quien más estresa a la madre.

 

INSERTAR

Errores que los padres cometemos cuando damos de comer a nuestros hijos

8 enero