Cuando una mujer está cargando a una nueva vida en su pancita ti más allá de cuidar su alimentación y adecuar su rutina a esta bonita etapa, debe evitar a toda costa las peleas y discusiones en el embarazo.


Las emociones negativas que surgen durante una discusión con la pareja o cualquier persona de su entorno puede causarle al futuro bebé muchos problemas. 

Sabemos que nuestro día a día puede estar supuesto a grandes cantidades de estrés y muchas veces estas son inevitables.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que todo lo que hagamos en nuestro interior tendrá sus repercusiones en ese pequeño ser dentro de nosotras.

Si bien tenemos que aprender a cómo manejar nuestras emociones durante el embarazo, debemos hacerle saber a los demás que iniciar discusiones o pelear con nosotras solo afecta la vida de nuestro bebé.

No importa si estás en la dulce espera o conoces a una futura mami, debes conocer las razones por la cuál discutir con una mujer embarazada es el peor error que puedes cometer.

¿Cómo afectan los disgustos en el embarazo?

El embarazo es una etapa muy delicada, cualquier estímulo negativo durante este proceso puede desencadenar una serie de problemas tanto en la madre como en el futuro bebé.

Cuando nos encontramos embarazadas y enojadas al mismo tiempo, esta combinación de emociones produce un desequilibrio hormonal en nuestro organismo.

Pero que bueno fuera si estos cambios de humor no afectarán al pequeñ@ que cargamos en nuestro vientre.

Lamentablemente estas son las consecuencias de rabias durante el embarazo:

 

El bebé puede nacer prematuramente 

Los enojos en el embarazo pueden influir negativamente en la fecha en la que nuestro bebé nacerá, trayendo una peligrosa consecuencia como el parto prematuro. 

Cuando nos enojamos nuestra presión arterial y  frecuencia cardíaca aumentan. Una presión alta puede inducir el parto antes de tiempo.

Se sabe que un parto prematuro ocasiona  bebé que nace de manera prematura presenta muchas consecuencias relacionadas al desarrollo y el crecimiento del bebé.

Un bebé prematuro presenta problemas respiratorios ya que sus pulmones se encuentran débiles.

Además, es más propenso a sufrir infecciones debido a que su sistema inmunológico no se ha desarrollado adecuadamente. Por otra parte, los bebés que nacen antes de tiempo sufren de anemia ya que sus glóbulos rojos duran menos que los de un bebé a término.

El cerebro del bebé se ve afectado

¿Sabías que el estrés en la gestación es una de las razones por la cual un bebé podría tener nacen con problemas asociados al desarrollo cerebral? .

Estar expuestas a situaciones que nos generen estrés libera químicos que son absorbidos por nuestro bebé durante el embarazo. Esto ocasiona que el cerebro de nuestro bebé no se desarrolle con normalidad.

Además, a partir del sexto mes de embarazo el bebé ya puede percibir lo que la mamá siente y piensa. Esto es debido a que las hormonas que se producen en nuestro organismo atraviesan la placenta para llegar a nuestro pequeñ@.

Discutir vuelve lento el desarrollo del bebé

Según una investigación publicada en  The Journal of Physiology, las mamás que son sometidas a un estrés constante tienden a comer más de lo debido.

En consecuencia, la capacidad de la placenta para transportar glucosa al feto disminuye.

Los glucocorticoides son las hormonas que se encargan de regular la nutrición del bebé durante la etapa de gestación.

Por ende, al existir un estímulo negativo ( como el estrés) que comprometa su buen funcionamiento el desarrollo del bebé se ralentiza.

Mamás, gritar en el embarazo y estar en un ambiente tóxico que te llene de estrés no es bueno para ti ni para tu bebé. Trata de evitar en todo momento colocarte en situaciones que puedan alterar tus emociones. Conversa con tu pareja y dejen las discusiones para centrarse en la calidad de vida del bebé.