Las madres somos las primeras personas con la cual nuestros hijos establecen vínculos. Somos sus protectoras y el tan solo sentir de nuestra presencia les brinda calma, tranquilidad y paz, entonces ¿ por qué hacerlos sufrir obligándolos a dormir lejos de nosotras?.


‘’Tienes que acostumbrar a tu bebé a que duerma solo’’ ‘’Si tu bebé duerme contigo se va a mal acostumbrar’’ ’’ ¿ a cuántas de nosotras nos lo han dicho? ¿ y cuántas hemos hecho caso a estos ‘’consejos»?.

Por muchas generaciones nos han inculcado la idea de que debemos dejar que nuestros bebés duerman solo desde temprana edad. De alguna manera nos hemos visto obligadas a pasar a nuestro bebé a otro cuarto para que según las creencias, se vaya adaptando a la idea de dormir sin compañía de sus padres.

Sin embargo , una investigación realizada por Ils Bergman, pediatra de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, insiste en que dejemos esas creencias erróneas ya que los bebés deben dormir con sus mamás hasta los 3 años de edad.

El pediatra indicó que los niños que duermen en la misma habitación que sus madres descansan mejor y desarrollan un vínculo más fuerte fuerte a diferencia de aquellos que duermen solos.

Por otra parte, el corazón de los bebés registran menores niveles de estrés. En la investigación se revelo que los niños que dormían lejos de sus madres reportaron hasta tres veces más estrés que aquellos que dormían en compañía de ellas.

También es cierto que los niños que duermen en cunas tienen ciclos de sueño interrumpidos, ya que al sentirse solos comienzan a llorar y por ende, a cortar su ritmo de sueño.

Es sabido que tener una rutina de sueño adecuada brinda grandes beneficios. En el caso de los niños, dormir de manera interrumpida mejora su desarrollo físico y mental así como también su autoestima.

¿ Y qué pasa con la muerte de cuna?

El especialista Ils Bergman aclaró que dormir cerca de los padres no es el motivo por el cual suceden las muertes de cuna.

«Cuando los bebés sufren muertes en la cuna, no es porque su madre esté presente, es por el contacto con otras cosas como humos tóxicos, cigarrillos, alcohol, almohadas grandes y juguetes peligrosos». Indicó el pediatra.

Si te causa algo de preocupación dormir con tu bebé, no te preocupes. No es necesario que duerma en tu cama, pero si en la misma habitación.