4 tipos de alteraciones de la marcha en niños

Los especialistas en podología infantil destacan que, a cierta edad, el caminar del ser humano debe ser firme y con los pies en correcta posición. Por lo general esto fluye de forma natural, pero a veces se presentan obstáculos y ciertas alteraciones de la marcha en niños que revelan condiciones que deben ser atendidas a tiempo.

Para determinar si el pequeño presenta alguna deformación de sus miembros inferiores que impacten en su forma de andar se debe consultar a un especialista en podología infantil que le ayude a identificar y tratar la anomalía.
Sin embargo, se debe tener presente que la mayoría de las alteraciones en el caminar de los niños no son permanentes sino que se van superando durante el crecimiento; no obstante, en caso de que persistan, los padres deben considerar recurrir a tratamientos y/o cirugías para corregir oportunamente.

Conoce las 4 alteraciones de la marcha en niños más comunes

alteraciones en el caminar de los niños

«Mi bebé camina raro», «Mi hijo camina chueco», son algunos de los clamores más recurrentes en las consultas pediátricas y también en las búsquedas web en lo que respecta a preocupaciones de nuevas mamás. En este artículo se brindará información para identificar las principales alteraciones en el caminar de los niños y cómo tratarlas.

Caminar con los pies hacia adentro

Esta alteración también conocida como intrarrotación es bastante visible. El niño tiende a caminar con la punta de los pies orientada hacia adentro. Puede presentarse en uno o ambos miembros y es ocasionada por deformación del fémur, la tibia o el pie.

La intrarrotación no produce dolor ni artrosis, pero sí puede interferir negativamente cuando el niño camina o corre ya que ambos pies chocan y las caídas o tropiezos son más frecuentes.

Caminar con los pies en puntillas

Suele observarse cuando el niño está aprendiendo a caminar y acostumbra que sus talones no toquen el piso. Por lo general se extiende hasta seis meses después de haber iniciado la marcha, no obstante en algunos niños desaparece cuando alcanza los 3 años de edad.

En caso de que se prolongue más de ese tiempo puede deberse a trastornos neurológicos o musculares, o quizás simplemente el niño adoptó esa forma de caminar porque le resulta cómodo. En ese caso se debe emprender un tratamiento correctivo.


Rodillas valgas y varas

Cuando el niño alcanza los 2 años puede mostrar las piernas ligeramente arqueadas, es decir, las rodillas no se tocan y los tobillos sí. A eso se le denomina rodillas varas.

En el caso contrario, cuando las rodillas se tocan y los tobillos se hallan separados, se le conoce como rodillas valgas y se presentan después de los 3 años.

Ninguna de estas manifestaciones en las piernas ocasiona dolor. En caso de que sea muy marcada la anomalía puede llegar a afectar el rendimiento al caminar pero muy rara vez sucede.

Esta alteración es mucho más visual y por ello los padres suelen llevar a sus hijos a consulta para prevenir.

Alteraciones en el caminar de los niños: pie plano

Su nombre se debe a que el pie presenta una disminución del arco plantar. Esta característica la presentan todos los niños hasta que cumplen los 4 años, razón por la que, en algunos casos, sus padres consideran que su hijo camina chueco, pero hasta ese momento no hay de qué preocuparse.

Especialistas en podología infantil aclaran que a partir de los 4 años de edad el aplanamiento va desapareciendo, pero si persiste, el andar del niño se verá raro porque el niño con pie plano tiende a caminar con la punta de los pies hacia afuera, los tobillos hacia adentro e inclinación exterior del talón.

Los niños con pie plano pueden presentar sensibilidad, torpeza en la forma de caminar, calambres o dolor. El dolor responde a una afección que se produce cuando dos o más huesos del pie crecen unidos y se llama coalición tarsiana.

7 señales para acudir a un especialista

mi hijo camina chueco

Estos son algunos signos de alteraciones en la marcha en niños que indican que debe acudir a un especialista:

  • Posición de los pies al caminar: el niño mete las puntas hacia adentro o las saca mucho hacia afuera.
  • Mayor torpeza al caminar: cuando observa que el niño no camina acorde como lo hacen otros niños de su edad. En este punto, los padres deben tomar en cuenta que cada niño se desarrolla distinto pero todos deben alcanzar un patrón mínimo a cierta edad.
  • Caídas frecuentes: la presencia de anomalías en las piernas o pies ocasiona que, al caminar o correr, los pies del niño tropiecen o les cueste mantener el equilibrio.
  • Si un niño alcanza los 5 años y se mantiene caminando con los pies de punta, es señal de algún problema.
  • Cuando al correr, practicar algún deporte o caminar el niño presenta dolor en la pierna, el pie o el talón, también debe considerar llevarlo a un especialista.
  • En el caso de observar que su hijo al estar parado pega las rodillas pero se forma un ángulo que impide que los tobillos se toquen, es otra señal que debe encender la alarma.
  • Si el niño presenta cojera al caminar, se debe evaluar la causa.

Cómo corregir las alteraciones de la marcha en niños

La mayoría de las alteraciones en el caminar de los niños no requieren una intervención quirúrgica, se corrigen de manera espontáneamente a medida que se van desarrollando o simplemente algunas consiguen mejoría con ejercicios.

El caminar con los pies hacia adentro suele corregirse sin tratamiento entre los 7 y 8 años. La cirugía se considera solo en aquellos casos donde la anomalía es muy grave y los especialistas consideren que su aplicación puede contribuir para que su hijo mejore su marcha.

Cuando se trata de los niños que superan los 4 años y caminan de puntillas, el médico tratante puede considerar la aplicación de terapias física u ocupacional, así como el uso de ortesis o, en última instancia, practicar una cirugía para corregir algún problema físico.

En cuanto a las rodillas valgas o varas, no requieren un tratamiento específico. Por lo general, a los 7 años el niño logra el alineamiento normal de sus piernas y pies.

Cuando se presentan asimetrías muy visibles en una edad que supera los límites para lograr el alineamiento espontáneo, se practican estudios para detectar la causa y corregir con cirugía.

En lo que corresponde al pie plano en niños, realizar una rutina de ejercicios que incluya andar de puntillas, de talones, caminar por la arena mojada y jugar a la pata coja, puede contribuir a desarrollar el arco plantar. En los casos más graves se puede recurrir a una cirugía podológica.

Qué tipo de zapatos debo comprar si mi bebé camina raro

No hay un tipo de zapato específico para modelar o corregir el pie si su hijo camina chueco. Los especialistas recomiendan que el niño camine descalzo mientras esté en casa porque eso contribuye a desarrollar la musculatura del pie.

Solo en algunos casos se especifica un calzado para corregir diferencias de longitud de piernas, plantillas para aliviar las molestias del pie plano rígido o plantillas de absorción de impacto para aliviar la inflamación e irritación de los cartílagos de crecimiento del talón.

A manera general, se recomienda que los niños, indistintamente de que presenten o no alguna anomalía, utilicen calzados con las siguientes características:

  • El calzado debe tener una longitud aproximadamente un centímetro mayor que el pie.
  • La suela debe permitir la flexión del pie mientras camina.
  • El dibujo de la suela debe ser multidireccional para evitar que el niño resbale.
  • No debe de tener tacón, y si lo tiene debe ser mínimo.
  • El calzado debe sujetar el pie y cubrir justo por encima del talón, para permitir el movimiento libre del tobillo.
  • No se recomienda el uso de botas porque no facilitan la correcta movilidad del tobillo.

En caso de que piense «mi hijo camina raro», «mi bebé camina chueco» o vea alguna de estas alteraciones en el caminar de los niños, acuda con un especialista en ortopedia o podología infantil para tomar acciones a tiempo.

desarrollo de tu bebe

¡Sigue el desarrollo de tu bebé!

Recibe emails semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Calificación
( Sin calificaciones aún )
Sobre el autor de este artículo

Creadora de contenidos en sermadre.com

Ser Madre Blog

Y tú ¿Qué opinas?

Escoge un avatar
madre padre

Comentarios (0)