Problemas de visión en los niños: Síntomas y señales de alarma

Los problemas de visión en los niños pude llegar a dificultar el aprendizaje y la concentración en la etapa escolar

En el proceso natural de crecimiento de nuestros niños, podemos ver cambios, por ejemplo, en su estatura, talla y hasta en su manera de interactuar con su entorno. De igual manera, se presentan cambios en sus ojos y visión. El área donde se pueden manifestar inicialmente estos cambios del sistema visual es durante el proceso de aprendizaje. 

El aprendizaje se lleva a cabo mediante procesos complejos e interrelacionados, siendo la visión uno de ellos. Se ha estimado que el 80 % del aprendizaje humano desde el nacimiento, se produce a través de la visión; por tanto, debemos estar alerta de cuáles son estos signos para detectar cualquier cambio o anomalía desde edades muy tempranas. 

Por ello queremos darte a conocer cuáles son esos síntomas y signos de alarma en problemas visuales, dependiendo de la etapa de desarrollo en el que se encuentre tu hijo. 

Señales para detectar problemas de visión de los niños

bebe lactante con Problemas de visión en los niños

En recién nacidos y/o lactantes 

  • Pupila blanca o leucocoria

Se produce como resultado de la reflexión de la luz en lesiones intraocular. Cuando la luz entra en el ojo a través de la pupila, la retina absorbe la mayor parte de la luz y refleja una pequeña cantidad de ésta en color rojo-anaranjado. En presencia de leucocoria, este reflejo rojo-anaranjado está ausente o es blanquecino en los ojos del niño. 

La leucocoria es causada por diferentes lesiones intraoculares, principalmente: catarata, persistencia de la vascularización fetal, anomalías congénitas del nervio óptico, retinoblastoma. La mayoría de estas lesiones pone en riesgo la calidad visual y puede poner en peligro la vida, como es el caso del retinoblastoma o cáncer en la retina.

  • Desviación de la mirada o estrabismo

Este problema de visión en los niños refiere a la pérdida de alineación de la mirada, es decir que ambos ojos no miran hacia el mismo punto focal. Dicha desviación puede ser hacia adentro, afuera, arriba o abajo y puede presentarse en uno o ambos ojos. Si no se atiende a tiempo, puede provocar visión borrosa hasta ambliopía u “ojo flojo” (ojo que no se desarrolla visualmente). 

  • Lagrimeo

La presencia de constante secreción acuosa acompañada de cierta sensibilidad a la luz puede asociarse con glaucoma congénito. El glaucoma congénito es una patología ocular, presente desde el nacimiento,  que provoca alteración de la visión,. Otro signo que se asocia a esta patología es la córnea opaca o borrosa. 

En prescolares y escolares

niño moreno con lentes sonrie

En la etapa escolar del niño se inicia la lectura y la escritura; el trabajar en tableros de tiza o pizarras acrílicas; además del uso de dispositivos electrónicos. Sin dejar a un lado la educación física y los deportes que requieren una visión más precisa. Si la visión no es de calidad y afecta sus actividades, un niño puede sentirse fatigado y tener problemas para concentrarse y aprender. Entre los signos de alarma de problemas de visión en niños de este grupo etario, tenemos:

  • Tienen períodos de atención muy cortos

Suelen perder rápidamente el interés en juegos, proyectos u otras actividades que requieran mucho tiempo. 

  • Distracción durante la lectura

Presenta dificultad para seguir la línea de lectura, puede manifestar visión borrosa o expresar que las letras tienen sombra.

  • Busca frotarse o parpadear con frecuencia

Utiliza esas medidas para tratar de aclarar la visión borrosa que está presentando.

Problemas de visión en los niños en etapa escolar
  • Problemas en el enfoque durante la lectura cercana o lejana

Evita realizar lectura, dibujar o actividades que requieren enfoque cercano o manifiesta que debe ponerse de pie para tomar notas de la pizarra. 

  • Presenta fatiga ocular

Clínicamente se conoce como astenopia. Los niños manifiestan dolor de cabeza frontal (a nivel de la frente), ojo rojo, cansancio al final de la jornada de actividades o luego de terminar un período largo frente a dispositivos electrónicos, sin olvidar la visión borrosa persistente. 

Problemas de visión en niños adolescentes 

Los ojos también sufren cambios y ciertas patologías pueden debutar durante este período. Entre los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), según datos de la OMS, la miopía está incrementando, debido al mayor uso de dispositivos electrónicos y largo período de confinamiento durante la pandemia por COVID-19, que llevan a estar mucho tiempo a una distancia cercana y limitar el enfoque a distancias lejanas. 

Problemas de visión en los niños

Entre los signos de problemas de visión en niños adolescentes, debes tener en cuenta:

  • Visión borrosa

Manifiesta tener dificultad para enfocar las letras de la pizarra o el televisor. Dificultad durante la lectura cercana o manifiesta visión doble o desenfocada.

  • Dolor de cabeza frontal acompañada o no de mareo

Frunce la entreceja o parpadea en exceso para lograr el enfoque.

  • Mayor sensibilidad a la luz

Fatiga constante durante actividades que tienen mayor requerimiento visual.

Es importante aclarar que las alteraciones visuales no causan problemas de aprendizaje, pero sí están estrechamente relacionados. Un bajo rendimiento escolar puede deberse, entre otras causas, a problemas visuales que no han sido diagnosticados. 

 Si detectas alguno de estos signos o síntomas de alarma en tu hijo, es indispensable que acudan a una evaluación especializada con un médico oftalmólogo para realizar una evaluación completa y determinar si estamos ante alguna patología ocular y sea tratado a tiempo para garantizar una buena evolución de su salud visual.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Article

Psicosis posparto: Síntomas y causas